Eng­lish Por­tuguês Español

[PDF source]

El Diario Mon­tañés — Otras Noti­cias
 
El decre­to sobre los dere­chos de la madre, el padre y el recién naci­do está ya en vigor

Sanidad lo ayer pre­sen­tó a orga­ni­za­ciones ciu­dadanas y de mujeres, y a profesionales

M. A. SAMPERIO/SANTANDER
 
La con­se­jera de Sanidad, Rosario Quin­tana, y el direc­tor gen­er­al de Salud Públi­ca, San­ti­a­go Rodríguez, pre­sen­taron ayer a diver­sas aso­cia­ciones de mujeres y ciu­dadanas, y a pro­fe­sion­ales, el Decre­to sobre los dere­chos de la madre, el padre y el recién naci­do en relación con el nacimien­to en el ámbito san­i­tario que tam­bién ayer fue pub­li­ca­do en el Boletín Ofi­cial de Cantabria y que des­de hoy mis­mo está en vigor.

Quin­tana explicó que se han trata­do de recoger una serie de dere­chos basa­dos en la autonomía del paciente y que se pre­tende que la mujer sea «la pro­tag­o­nista de la gestación y del par­to», lo que supone recibir los tratamien­tos que sean nece­sar­ios, el aliv­io a su dolor y la posi­bil­i­dad de dar a luz de la man­era que ella eli­ja y con la com­pañía del padre o de la per­sona que designe. Las madres podrán, asimis­mo, optar por un par­to nat­ur­al o impedir una cesárea, siem­pre que no peli­gre su salud o la del bebé.

La nue­va nor­ma­ti­va obliga además a todos los cen­tros san­i­tar­ios de la región que atien­den par­tos a ade­cuar en dos años sus insta­la­ciones para la apli­cación efec­ti­va de estos dere­chos. Quin­tana recono­ció que muchos de estos dere­chos se incumplen por «ruti­nas inade­cuadas» de los pro­fe­sion­ales, que deberán cam­biar a par­tir de hoy mis­mo, cuan­do entra en vig­or el decre­to de dere­chos de la madre, el padre y el recién naci­do en relación con el nacimien­to en el ámbito sanitario.

Estos dere­chos serán tam­bién traslad­ables al padre, en el caso de que la madre no pue­da decidir, mien­tras que los prog­en­i­tores tam­bién podrán recla­mar para su recién naci­do que esté iden­ti­fi­ca­do des­de el primer momen­to a través de un sis­tema com­pro­ba­do, que per­manez­ca en el hos­pi­tal el menor tiem­po posi­ble o que reci­ba toda la aten­ción necesaria.

El recién naci­do tiene además dere­cho a estar siem­pre acom­paña­do por su madre y, si ella no está, por su padre u otro famil­iar. San­ti­a­go Rodríguez explicó que los cen­tros san­i­tar­ios, tan­to públi­cos como pri­va­dos, ten­drán un pla­zo de dos meses para comu­nicar a la Con­se­jería de Sanidad que no pueden asumir los dere­chos recogi­dos en este decre­to y pos­te­ri­or­mente dos años para ade­cuarse y cumplir la nor­ma­ti­va, que ya está en mar­cha en algu­nas comu­nidades autóno­mas como Balear­es o Andalucía.
 


Catégories : smar.archives

0 commentaire

Laisser un commentaire

Avatar placeholder

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.